jueves, 16 de junio de 2011

Vocación

Fue una tarea sencilla que tenía que hacer, pero me gustó vale...

-La televisión llegó a Venezuela en 1952. Llegó a un país triste, miedoso y, como siempre, poco desarrollado en materia tecnológica y social. Marcos Pérez Jiménez gobernaba para aquel entonces. –miró hacia un punto fijo en la pared, calló un instante y luego prosiguió con su discurso- Bastante irónico, la verdad, si ustedes me entienden.

Una muchacha levantó la mano, durante la pausa reflexiva que había realizado el profesor. Era un docente bastante joven, pero bastante culto. Le gustaba hacer largas pausas durante las explicaciones. Decía que había que darles a las muchachas tiempo para reflexionar sobre lo que se le enseñaba, para que pudieran debatir y criticar.
-Tienes la palabra.

-¿Cómo Pérez Jiménez permitió que llegará este medio a Venezuela si ni siquiera había libertad de expresión?

En el rostro del profesor se dibujó una leve sonrisa. Había logrado que su alumna, de no más de 15 años, realizara una pregunta muy astuta. Su técnica estaba funcionando.

-¡Por eso hablo de ironía! –afirmó moviendo las manos en señal de triunfo- Pero los totalitaristas no son bobos. Pérez Jiménez controlaba todo lo que salía y entraba al país, y hubiese podido controlar la televisión de haber actuado con más astucia.  De un momento a otro, avisó que llegaba la televisión y los más pudientes adquirieron el aparato…

-¡En blanco y negro esa vaina! –interrumpió una alumna cruzando los pies encima de la tabla del pupitre.

Después del comentario, comenzó a formarse un bullicio entre las muchachas. El profesor intentó retomar el control de la clase alzando la voz y dirigiéndose a ellas en un tono más informal:

-Sí, ¡Y Pérez Jiménez no era pendejo! – gritó.

Algunas se mostraron sorprendidas y emitieron una pequeña carcajada. Las otras, inmersas en sus conversaciones exaltadas y movimientos intranquilos, hace rato que habían perdido el interés en el discurso. Inmediatamente el profesor retomó la materia:

-La primera estación fue La Televisora Nacional y emitió señal por primera vez el 22 de noviembre de 1952. Fue creada por el gobierno, como era de esperarse, y pensaba usarla a su favor. Pero cometieron una venezolana –las cuatro chicas de la primera fila volvieron a reír y el resto mantenía charlas ruidosas- El mismo día de la transmisión, la señal cayó. El proyecto se detuvo, y esta pausa le permitió a las empresas privadas ver una nueva posibilidad de negocio.

Las cuatro chicas del frente lo miraron entretenidas, mientras las 40 restantes se mostraban impacientes y empezaban a gritar “¡Diez y media! ¡Oficial, Diez y media!”. El profesor, valiéndose amparándose en el entusiasmo de las primeras chicas, continuó:

-Y bueno, como saben, en 1953 sale Pérez Jiménez del poder y los venezolanos estaban deseosos de poner en práctica la libertad de expresión que le habían quitado. Piensen ustedes mismas si no iba a ser un éxito de negocio.

En ese momento, la oficial se acercó y le indicó que el tiempo había finalizado. Abrió la reja y las muchachas comenzaron a salir, ansiosas, en fila. Algunas, como de costumbre, le dijeron comentarios atrevidos al docente tocándose el cuerpo y carcajeándose al final. Él las miró con desconsuelo y luego se fijó en las cuatro adolescentes que habían estado en la primera fila. Se despidieron con un gesto sencillo y siguieron su camino junto con las otras. La oficial se le preguntó:

-¿Va a seguir trabajando aquí licenciado o va a aceptar el trabajo en el Norte? Es que arriba me mandaron a llamarlo.

-No- Continuó mirando como se alejaban las cuatro muchachas- Dile que estén tranquilos, que yo me quedo.

3 comentarios:

  1. precioso post!!
    ;D
    un besazo wapisima
    xx

    ResponderEliminar
  2. Me gustó, me pareció una forma interesante de ver una clase, aunque el final me pareció un poco brusco. Igual, me gustó.

    ResponderEliminar
  3. Puedo llegar a pensar que cambias la manera de ver las cosas, de hacer sentir a los demas "profundidad,,,realidad" me gusta leer lo que escribes, no me identifico solo cambio mis cosas y la suplencia las hacen tus letras. Destinado a ser libre, y a vivir un poco mas antes de que el final llegue a mi. A fin de cuentas soy humano morire algun dia... Una cancion de fondo, un cigarro, un cafe y leer tu blog, ehm me quitas lo que antes parecia robarme los espacios de mi mente, mis pensamientos solo dicen "que ahora puedo saber cuando dicen, que interesante es esa persona, como piensa, como escribe" relax solo soy alguien nuevo no te hare daño. Be happy. . . Lg

    ResponderEliminar